16 junio 2015

El verdadero valor de un jugador no lo establece la victoria, sino la memoria



He aquí una nueva entrega, la última sobre el Genio de Sibenik.

I - Drazen. Siempre en el recuerdo.

II - Drazen. Capacidad de sacrificio y superación.

III - ¡YUGOSLAVIA! ¡YUGOSLAVIA!


Calle de Sibenik, donde vivía su familia


Unas valoraciones personales que quiero "soltar al papel":


NO DEBE SER UNA MODA. RESPETO


Por suerte tengo una camiseta de manga corta de Drazen (de vestir), Portland Blazers 44, Adidas, comprada en una tienda perdida por EEUU la cual encargué hace años junto a otra que tengo de Durant 35 Sonics (último año de la franquicia, él en su año rookie. Not bad).

Decir que tal camiseta hay que llevarla con respeto, aprecio, como yo hago sabiendo quien fue Drazen. Y aún así son pocas veces las que la he llevado. Una fue una noche en unos Pilares, os voy a comentar xD: En mitad de la noche unos desconocidos que la vieron se me acercaron y con el puño cerrado se golpearon fuertemente el pecho. Entendí tal gesto, gente experta pensé de inmediato. 
Sellos croatas

A lo que voy que me enrollo y hasta pienso mientras sigo escribiendo que se me está yendo la olla:
Que no es una cualquiera, una más. A menudo la gente lleva camisetas NBA (o de todo: de grupos de música porque dicen que les queda bien y no habrán escuchado sus canciones en su vida. ¿Qué será lo próximo? Aiba ese símbolo qué chulo es y por la calle irán con un símbolo político obviando su significado. No se extrañen, bien me entienden. Modas) sin ver un partido y probablemente sin saber quién es realmente el nombre que llevan detrás plasmado. 

Hoy en día como obviamente se intenta vender de todo han añadido sus camisetas, copias, y se puede llegar a adquirir como las demás sin la mínima dificultad y por tanto no serán pocos los que se hayan hecho con alguna.
Drazen en el banco de Nets junto a Curry.
¡Y su hijo Stephen, actual MVP NBA!

La gente hará lo que quiera, faltaría, pero pidamos un respeto que esta camiseta y su nombre no es una moda

Valoren, comprendan y en consecuencia actúen. Gracias.






RECUERDOS QUE GOLPEAN


Cambiando de tercio (no hablo de cerveza eh, pongan una aquí anda) envidio a aquellos que tan bien lo vivieron

Comentando sobre Petro recuerdo a un culé bien mayor que compartiendo aquella pasión conmigo me comentó que personalmente lo odiaba, que le chillaba e insultaba sin parar en el Palau cuando Drazen jugó en la ACB y/o en algún encuentro anterior con la Cibona en competición europea. Le detestaba, como la mayoría de la grada cuando un Drazen irrespetuoso (nada que ver con su forma de ser fuera de las canchas, tímido y calmado, con un único pensamiento en su cabeza: entrenar, mejorar. Todo era baloncesto) pasaba por encima de todos encestando una y otra vez. Y me decía que actualmente le echaba de menos más que nadie, que le estimaba y valoraba aquello que pudo contemplar.


Vitrina dedicada a Petro.
Museo Santiago Bernabeu.

Hay recuerdos que golpean como una repentina sacudida emocional, sin aviso previo. Te pillan indefenso, desprevenido. Eso mismo leí de otros y bien les entiendo o creo entender, vaya que sí. 

Yo mismo hace años (ingenuo de mi, muy ignorante antes) fui devorando todo lo que encontraba sobre Drazen, empapándome más y más, leyendo todo texto, contemplando ensimismado vídeos y más partidos que por suerte ya no eran de tan difícil acceso gracias a internet y la buena fe de algunos por compartir aquellas grabaciones de VHS (¡gracias!). 

De aquel modo estaba, …si es que hasta llegué a emocionarme.


Estadísticas final Recopa.
Petrovic 62 puntos (¡12 de 14 en t2!)


De poder elegir un gran partido, de pagar una entrada raramente lo haría tan a gusto que por ver en directo a Drazen. Ojalá con aquella Yugoslavia o en Zagreb donde ardía la grada. Creo que esa sería mi preferencia antes que: ver un gran partido de NBA, o de los míticos Celtics de Bird ante los Lakers de Magic, o de su Majestad Michael Jordan, o de… uhm, algún otro importante. Vuelvo al texto anterior ¡envidia sana de quienes lo vivieron!






Añado:

El archivo de elPaís con la noticia de la muerte de Petrovic, 1993.





SI ME VES DESDE EL CIELO, HAZME UNA SEÑAL


Goran Ivanisevic en el momento que consigue ganar Wimbledon 2001.

"Le dedicó esta victoria a Drazen Petrovic. Era el mejor jugador de la NBA y murió en un accidente de coche en 1993. Drazen: si me ves desde ahí arriba, hazme una pequeña señal, puedes descansar en paz", dijo.






Las reacciones a su impactante muerte cabe decir que no se hicieron esperar. Las muestras unánimes de dolor dieron paso al reconocimiento a un deportista ejemplar por su insaciable afán de superación. Un fastuoso mausoleo y un museo en Zagreb abierto en 2006 recuerdan a quien fue un héroe para Croacia y uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos. Quienes lo vieron jugar, nunca lo olvidarán.



Estatua en Sibenik
Estatua en Zagreb


Finalmente he aquí mi pequeño aunque noble tributo al genio de Sibenik.

Es un placer compartir esta pasión e intentar transmitirlo. Ese es el principal fin. Y si encima por ello llega a alguien (por suerte es así, me comentan muchos) que comparten todo ésto, incluso si lo leen y sienten quienes no conocieron tanto lo que aquí se cuenta ni qué decir tiene que habrá merecido más la pena. Gracias.







DRAZEN, SIEMPRE EN EL RECUERDO.





12 junio 2015

¡YUGOSLAVIA! ¡YUGOSLAVIA!



He aquí una nueva entrega sobre el Genio de Sibenik.
I - Drazen. Siempre en el recuerdo.
II - Drazen. Capacidad de sacrificio y superación.
IV - El verdadero valor de un jugador no lo establece la victoria.




Hubo una época en el que el BALONCESTO giraba alrededor de Yugoslavia.

Por entonces y seamos justos, estaba la todopoderosa Unión Soviética y cómo no, los Estados Unidos. Pero si había una Selección que terminó por deslumbrar era aquella.



Drazen Petrovic lideró aquella Selección compuesta por un grupo irrepetible de jugadores, los Toni Kukoc, Dino Radja, Vlade Divac, Zarko Paspalj, Cutura, más tarde Zoran Savic, Sasha Djorjevic, Danilovic… escribiendo una página dorada en la historia.


Aquella Selección deslumbraba en el Viejo Continente
Medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984, siendo más maduros plata en Seúl´88 ante la URSS de Arvidas Sabonis, y campeones de Europa en el 1989 y del Mundo en el 90. Hasta ahí.





GUERRA DE LOS BALCANES

Fue la Guerra de los Balcanes quien acabó con aquel grupo campeón, aquel grupo de estrellas pero sobre todo de buenos amigos. Todo terminó y para algunos, les separó más que una nacionalidad.


Les voy a acercar un reportaje de la ESPN, "Once Brothers".
Lo narra Vlade Divac en primera persona (serbio) describiendo como Drazen (croata) y él, pasaron de hermanos a enemigos.



Deben verlo. MUST. Obligación.
No lo hagan solo por aquella Yugoslavia, ni por conocer a Drazen, ni por aquel baloncesto único y maravilloso, ni siquiera por aquella trágica Guerra. Véanlo por la vida, por ese sentimiento, aquella amistad. Llega adentro.

"Para crear una amistad hacen falta años. Pero se puede destruir en cuestión de segundos. Y creo que nuestro caso es un ejemplo. Esta incongruencia fue muy dolorosa, Drazen por fín saboreaba el éxito con el que había soñado, y yo llegaba hasta la final con los Lakers donde nos enfrentábamos a los Chicago Bulls de Michael Jordan. Quería llamar a Drazen y hablar con él de todo ésto, pero no pude".





Por cierto, en 1992 bien recuerdan los JJOO de Barcelona 92 con el Dream Team de EEUU ¿verdad? Magic Johnson, Michael Jordan, Larry Bird, Barkley, Malone, Stockton, Drexler, Mullin, Pippen, Ewing, D.Robinson, Laettner… sí, las leyendas y algunos de ellos los más grandes de la historia del baloncesto.


¿Pero se imaginan si en esa final en vez de enfrentarse a Croacia se hubieran enfrentado a aquella YUGOSLAVIA?





11 junio 2015

Drazen - Capacidad de sacrificio y superación.




Drazen Petrovic 


Pronto reveló su enorme talento, su espíritu competitivo y su insaciable carácter ganador. Fue aquella capacidad de sacrificio que atesoró la que le llevó a ser quien fue.


Era un obsesivo por el baloncesto que vivía por y para este deporte. Siempre quería moldear aquellos cambios de dirección con dribling por debajo de las piernas y por detrás de la espalda que tanto hizo famosos, como las fintas de tiro, los reversos y sus tiros tras bote.

Era su vida y entrenar le hacía feliz, tanto que nunca parecía quedar suficientemente satisfecho. En su día ya comentó el técnico Neven Spahija (crecieron juntos en las calles de Sibenik) que con 12 años le dieron las llaves del pabellón debido a su insistencia por entrenar. Cada día iba a tirar desde las seis de la mañana hasta la hora de entrar en la escuela.

Desde años después continuó levantándose bien temprano y tiraba 500 tiros antes de ir al colegio. En 1982, tras perder la Cibona Zagreb la Copa Korac ante el Limoges francés, fue tal su frustración que a partir de entonces decidió entrenarse entre seis y ocho horas diarias.



Era muy radical contra el tabaco, y tampoco bebía alcohol. 
Un día se enfadó con su representante porque le firmó un contrato con Winston. Estuvo varios días sin hablarle, hasta que vió lo que le pagaban. Sobre el alcohol decía: "Es malo para los músculos".




En la temporada 88/89 jugando con el Madrid. Nunca se iba a casa sin haber encestado antes 100 triples. Un día jugando en Valladolid falló dos tiros claves y su equipo pierde el partido de Liga.
¿Qué hizo Drazen? Verídico: Al llegar a Madrid pidió las llaves del pabellón y el tío se fue a tirar y entrenar hasta las 3 de la mañana.


Su profesionalidad era ejemplar, tanto que nunca se iba a casa sin haber encestado antes 100 triples en los entrenamientos. Dicen, eso sí, que le bastaba con tirar 115 ó 120 veces.


Durante la semifinal de la Recopa el Real Madrid de Drazen visitó a la Cibona. A su ex equipo, sus ex compañeros con su hermano Aleksandar.

El Madrid ganaban por un punto y Drazen iba a lanzar dos tiros libres cuando su hermano, sabedor de que les eliminarían en Madrid, le dijo que fallase para que al menos cobrasen la prima. Drazen le miró y anotó los dos tiros.
En el parqué no reconocía ni a su padre.




Veo la necesidad de citar este texto, su autor Vladimir Stankovic (Jefe prensa de la Euroliga):

"¿Qué tipo de jugador era Drazen Petrovic? Un individualista, fantástico en el 1-contra-1, con un tiro perfecto, veloz y con una gran fuerza, especialmente en los últimos años en la NBA. 


Jugaba principalmente de base y lo hacía muy bien, aunque prefería la posición de escolta tirador. 

Era un clásico ‘killer’, capaz de destruir por sí solo al adversario. Pero, ¿era también prepotente, egocéntrico y egoísta? Quizá en algunos momentos, pero sólo cuando el partido y el ambiente le hacían volar

Pero si miramos el número de asistencias, sobre todo con la selección yugoslava y croata, hallamos otro Drazen, aquel que llevaba a la práctica el famoso dicho de Toni Kukoc–”una canasta hace feliz a un jugador y una asistencia a dos”-.

Drazen Petrovic con su juego hacía feliz a todas las personas que amamos el baloncesto. Su modo de entender la vida era aparentemente (sólo aparentemente), simple: “hoy quiero mejorar más que ayer y mañana más que hoy”. Y lo hizo, hasta aquel trágico 7 de junio de 1993".



Legado inigualable. Capacidad de sacrificio, superación





09 junio 2015

DRAZEN, SIEMPRE EN EL RECUERDO



Espero que este humilde tributo que un noble servidor va a realizar al genio de Sibenik guste a los amantes del buen baloncesto.
Y qué decir, que si además llega y encima consigue calar a alguno/a que no lo sea y entre aquí, me llenará como pocas veces antes.


Anteayer día 7 de junio se cumplía el aniversario de su muerte (1993). 

A partir de hoy voy a publicar una serie de “entregas”.



EL GENIO DE SIBENIK



Apodado de este modo, también como el Mozart del baloncesto. Era el hijo favorito de todo YugoslaviaPor su especial carácter en la pista que le conllevó a ser amado u odiado por todo simpatizante o rival, por lo que significaba en la cancha y lograba siendo el mejor, por su prematura y trágica muerte, se le convirtió en un mito.


Nació en Sibenik, donde comenzó a competir con 15 años tras ser fichado por el Sibenka, equipo donde jugaba su hermano Alexander. En 1984 Drazen eligió jugar para la Cibona de Zagreb tras haberse formado en su ciudad natal y realizado el servicio militar. En la Cibona volvía a compartir vestuario con su hermano: más mayor, un buen jugador aunque nada que ver con el Petrovic que se cernía. Su nombre pronto comenzó a sonar con fuerza desde la Antigua Yugoslavia tras anotar 112 puntos (con 40/60 en tiros) ante el Olimpia Ljubljana.



Debutó precisamente ante su ex equipo anotando aquella tarde 56 puntos. “No ha sido duro, los recuerdos son recuerdos y el amor es amor, pero en la pista no conozco a nadie. Volveré a anotar 56 puntos contra ellos si tengo la oportunidad" fueron sus declaraciones.

Ya en su primer año fue campeón de Liga Yugoslava, campeón de Copa. Y condujo al mayor éxito que nunca había logrado la Cibona, ser campeón de Europa.

Anotó nada menos que 36 puntos en la final contra el Real Madrid, míticos duelos ante los Corbalán, Iturriaga, Romay, Fernando Martín… que una y otra vez sucumbían ante aquel huracán con el 10 a la espalda.


Era el rey de Europa, y entonces firmó por el Real Madrid un contrato de cuatro años, 1M$ a razón de ellos ¡en aquellos años lo que era!, un Porsche nuevo y billetes de avión ilimitados para poder visitar a su familia a Croacia. Del equipo que lo sufrió y odió, a sus aficionados que pasaron a amarle. Ganó la Copa del Rey y la Recopa de Europa ante el Caserta italiano de Oscar Schmidt y Gentile,  metiendo él solito 62 puntos en la final. Un solo año estuvo al desear irse a la NBA, donde años antes había sido seleccionado en el draft por Portland TrailBlazers.




Hay que mencionar y es claro, que aquellos años los jugadores no americanos no iban a la NBA como lo hacen ahora (que parece que va “casi cualquiera” comparado por entonces), ni eran vistos ni valorados, y Drazen emprendió aquel camino (con su éxito final junto al de Vlade Divac, posteriormente Sabonis, puede decirse que fueron los que abrieron aquel camino) justo al equipo que se proclamaba subcampeón de la NBA.

En el puesto de escolta (SG) estaba Clyde Drexler, contaban también con Terry Porter y Danny Ainge en aquel puesto con los cuales la estrella europea debería lidiar. Y sobre todo con un entrenador, Rick Adelman, que por entonces no confiaba en él o bien decidió relegarle a un papel muy secundario dándole poco más de 10 minutos por partido. Petrovic venía de reinar en Europa, claramente no estaba acostumbrado. Sufrió pero no se detuvo, nada iba a hacerlo. A base de entrenamiento y esfuerzo, unido a su talento, iba a luchar por poder demostrar el nivel de jugador que era.


A los dos años fue traspasado a New Jersey Nets y ahí consiguió aquello que él siempre había querido demostrar en la NBA: que allá también podía triunfar y ser un referente.

Jugó dos campañas en esta franquicia, un proyecto joven y con mucho desarrollo futuro que en su segundo año ya era de play-offs. Petro era un jugador más maduro, en las formas y en el juego, estando más formado físicamente ya empezaba a ser muy admirado en EEUU. Promedió la notable cifra de 20,6 puntos pero en su siguiente temporada sobresalió:


Finalizó la temporada 1992-93 con una media de 22,3 puntos por partido en 70 disputados, con un 52% en tiros de campo ¡¿Saben lo que es ese porcentaje en tiros para un jugador exterior de la NBA, un SG, un escolta?! Qué barbaridad. Con un 45% en triples, consiguiendo ser valorado como el tercer mejor escolta de toda la NBA, después de un tal Michael Jordan y precisamente Clyde Drexler antes mencionado al ser compañero suyo de Portland.



7 de junio de 1993


Ese verano regresó a Europa donde estaba concentrada la selección croata. Después de disputarse el partido Eslovenia-Crocia la expedición tenía un largo viaje por delante: Wroclaw-Varsovia-Frankfurt-Zagreb. Drazen tomó los dos primeros vuelos con el equipo y había quedado con su novia en el aeropuerto de Frankfurt, con la que decidió viajar. A mitad de trayecto Drazen dormía y ella conducía. Llovía y la visibilidad era reducida. A la altura de la localidad de Denkendorf, una población alemana cercana a Munich sufrieron un lamentable accidente al chocar el coche ante un camión... el deselance todos lo saben.

Aquello conmocionó a su país, a toda ex-Yugoslavia, a toda aquella generación, a esos seguidores de aquel tan rico baloncesto. Inesperado y cruel, en la flor de la vida, cuando además mejor le iban las cosas ya que por fin empezaba a demostrar también en la NBA lo que podía lograr… si es que es triste.


Acudieron más de 100.000 personas a su entierro.

Su tumba hoy en día (Cementerio de Mirogov, Zagreb)

Los Nets retiraron su dorsal número 3. La Cibona puso su nombre a su pabellón (Pabellón Drazen Petrovic) y le dedicó una escultura y un Museo Memorial en su honor. Desde septiembre de 2002 Petro ocupa un lugar destacado en el Hall of Fame de la NBA.






04 junio 2015

Final NBA 2015 (All is over): GSW vs CAVS



Vayan preparando sus nachos con guacamole, las hamburguesas gigantes bien regadas por litros de coke o Pepsi, los sándwich de “langosta” con salsas, los míticos Taco Bell que tanto salen publicitados en la televisión norteamericana, o cualquier otra guarrada que se les ocurra para el disfrute y la supervivencia.
Esta próxima madrugada da comienzo a la esperada final de la NBA.


Una vez analizado el comienzo de los PO, tanto como Cleveland Cavaliers como Golden State Warriors continuaron su camino consiguiendo batir a: Chicago Bulls y Atlanta Hawks, Memphis Grizzlies y Houston Rockets. Y de este modo llegaron a esta gran final.


A diferencia de otros puntos de vista que he leído yo no creo que se pueda decir abiertamente que sea la final que todo el mundo esperaba, ni que llegue un equipo inexperto ante uno que no lo es.



Final NBA inédita


Se enfrentan dos franquicias inhabituales en estas grandes citas: una franquicia que en los últimos años han encandilado por su juego vistoso, Golden State Warriors, pero que siempre le faltó dar un paso más. ¡Es su momento!




Y los Cavs que tras la decisión de regresar de Lebron James y la gran suerte en los últimos sorteos de lottery del draft, decidieron formar este gran proyecto a corto plazo con el único objetivo de campeonar.




bahia oakland oeste nbaGSW llega al epílogo de la NBA después de haber tenido el mejor balance de toda la Regular Season, contando en sus filas con el MVP actual de la NBA Stephen Curry, con un equipo más hecho que Cleveland al estar más compensado, compacto, y tras haber demostrado en estas series finales que pese al nivel del W apenas se han visto claramente amenazados. Un balance global de 12-3 en estos PO.

Dispondrán de factor cancha, fundamental para ellos. Siendo el equipo que lidera la estadística de puntos anotados por partido (110), asistencias por partido (27,4), porcentaje de tiros de campo (47,8%) y porcentaje de lanzamientos desde el triple (39,8%). Llegan con todo, recuperado Klay Thompson tras el susto producido en el último encuentro ante Rockers ¡es un show verles jugar!



Cleveland Cavaliers ha arrollado con su 12-2 de balance en PO, aunque hay que decir que los rivales no han sido de la envergadura del Oeste. Sus jugadores están más formados, mayor experiencia para estas citas pero sin llegar a los ritmos de juego conjunto que sí desempeñan los de la Bahía. No estará Kevin Love y de Kyrie Irving, al fin recuperado, seguro van a depender sus opciones. Bien le vendrá al Rey Lebron James esta ayuda, que su equipo apriete en defensa y los ritmos de partido bajen llevándolos a sus intereses.

cavaliers lebron james irving rueda de prensa


Calendario Finales NBA 2015 


Prepárense para el directo que estímulos los hay de sobra, o si no siempre queda la buena opción del diferido (eviten enterarse del resultado, y con League Pass o consúltenme podrán disfrutarlos fácilmente sin anuncios).


GAME 1: Viernes 5, 3am (Oakland)
GAME 2: Lunes 8, 2am (Oakland)
GAME 3: Miércoles 10, 3am (Cleveland)
GAME 4: Viernes 12, 3am (Cleveland)
*GAME 5: Lunes 15, 2am (Oakland)
*GAME 6: Miércoles 17, 3am (Cleveland)
*GAME 7: Sábado 20, 3am (Oakland)

(*) En caso de ser necesario disputarlos.
Siendo final a 7 partidos, el que gane cuatro se proclamará campeón.






26 mayo 2015

Del todo a la nada. Estrellas en la ruina.



Todos fueron millonarios, superestrellas, y así han acabado.

Lo grave, más si cabe, es que no son casos aislados sino que como declaraba la fuente Sports Illustrated: a los dos años de su retirada, el 78% de los jugadores de la NFL se han declarado en bancarrota o pasan apuros financieros. A los cinco años de su retirada, se estima que un 60% de los jugadores de la NBA acaban arruinados.


Este documental de la cadena deportiva ESPN, se sumerge en el lado más oscuro del deporte y muestra los problemas económicos que sufren muchas estrellas del deporte después de haberlo tenido todo.



Malas inversiones, un séquito de gorrones (¿recuerdan Entourage?) y de gente que aparece pidiendo ayuda de todo tipo, su tendencia a fardar y a gastar dinero a espuertas en lujos, conducen a grandes estrellas del deporte a afrontar problemas económicos serios tras su retirada.


Durísimo reportaje, real. LeBron James lo definía así en un tweet: “Todo el mundo relacionado con el deporte, da igual si juegas o no, debería estar viendo la ESPN”




10 mayo 2015

Nobleza y valor. Bandera y orgullo de nuestro Aragón



10-5-95. Esa fecha lo marca todo.

Me veo obligado a romper con las reglas, con la temática de este espacio de contenidos, con la entrada habitual que tocaba de series al ser día 10 de mes. Yo mismo siento que así debe ser y así será.


Real Zaragoza hasta 2006


Qué mal lo pasamos desde entonces, uf. No ya por el plano deportivo que no siempre se gana, sino todo lo que ocurrió a nivel Institucional con el tipejo y algún que otro secuaz (¿cuándo va a ir a la cárcel? caso Plaza entre otros) al frente destrozando toda nuestra razón de ser como club, que nos hizo vivir muchas vergüenzas ya que la imagen del RZ quedó por los suelos a todos los niveles, subsuelo mejor dicho.

Al fin este pasado verano por suerte sobrevivimos y salimos adelante.
Aunque va a costar volver a ser grandes ya sí es otro equipo, el club de siempre, nuestro Real Zaragoza.


¿Zaragoza se rendirá? La muerte al que esto diga. 
Zaragoza no se rinde. La reducirán a polvo: de sus históricas casas no quedará ladrillo sobre ladrillo; caerán sus cien templos; su suelo abriráse vomitando llamas; y lanzados al aire los cimientos, caerán las tejas al fondo de los pozos; pero entre los escombros y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza no se rinde. 
Benito Pérez Galdós

Torre Eiffel Real Zaragoza blanquiazul


Te amo con la fuerza de los mares. Yo.
Te amo en la victoria y en la derrota. Yo.
Te amo en el descenso, en la Recopa. Yo.
Te amo Zaragoza ¡Vamos campeón! Lolorolo



Reportaje: Los Heroes de París



20 años después. Cómo pasa el tiempo.


Siempre he recordado tras haber intentado hacer memoria, que era un criajo, que estábamos: mi padre, mi hermana y yo viéndolo por televisión. No en el salón sino en la tv por entonces de la habitación de mis padres. Mi hermana no es nada aficionada al fútbol pero ahí estaba y todos lo veíamos expectantes. Si no me equivoco se me ha quedado en la retina que cuando marcó Nayim mi padre salió corriendo por el pasillo, mi hermana chillando y saltando, un vecino que se le oía gritar eufórico, y yo que me quedé absorto, inmóvil con la boca abierta frente al televisor.


¿Dónde estábais vosotros?




Todo un RZ que eliminó a Feyenoord, Chelsea en semis y esta final al Arsenal.


Considero que aquel gol de Nayim se puede decir que ha sido el mejor gol jamás visto en una competición europea, el más determinante e importante, porque en toda una final lo metió desde donde lo metió, siendo el último minuto (ojo) de la prórroga. Valiendo el título.



Un orgullo haceros llegar y transmitiros este sentimiento a tantos de vosotros que estaréis alejados del entorno zaragocista, e incluso del fútbol. Solo por eso ya ha merecido la pena romper con todos los escritos y línea que se llevaba haciendo en TheTruth.es






¡Arde París! ¡Arde París! Y en tu piel se para el tiempo.




25 abril 2015

Tim Duncan, la leyenda que no se prodiga en los medios



Os quería acercar esta historia, ansioso estaba de ello.
Se trata de TIM DUNCAN, de una entrevista única realizada por Sports Illustrated, profunda, donde nos acerca a este genio. 

Dar gracias al compi @Dudasun que en su día fue quien me dió a conocer esta historia. Éste es el enlace que guardaba, ya inexistente a la revista SI: ...vault/article/magazine/MAG1198491/index.htm



Tristemente después de buscar en los medios españoles no se destacó esta reliquia. Nada de nada (¡en Marca un apartado buscando el morbo y ya!): "El astro de los Spurs detesta al 'celtic', según Sports Illustrated. Tim Duncan contra Kevin Garnett: una relación teñida de odio"
No es éste el tema, ni merece enlace ni comentarlo. Solo para que veáis lo que se pierde en el camino por ineptitud absoluta.

De verdad; una vez hecho este paréntesis centrémonos en lo que nos atañe. Disfrutémosla.


Y bueno, es momento de hacérosla llegar, acercárosla de forma exclusiva.


Techo Alamo anillos San Antonio Spurs




Creo que no hace falta introducir a este genio al que muchos llevan tiempo denominando como el mejor 4 de la historia. 

Que hoy cumple 39 años jugando en la liga desde el draft de 1997. Otros grandes jugadores me impresionan y me hacen vivir y sentir esta pasión que es la NBA, pero si hay alguien a quien admiro cada vez que le veo en pista, ese es Tim Duncan.



Como curiosidad comentar que en esos años es cuando verdaderamente empecé a seguir este deporte, temporada del lockout (1999) recuerdo, yendo mi pasión más a más cada año. 

Ojo, que pronto los Duncan-Garnett-Nowitzki se nos van.
¡Qué generación aquella! Prácticamente ya no nos queda nada :(



Vean primero este vídeo que he elegido como introducción:




Y ahora no tengan prisa en esta historia: es larga, densa, pero rica, muy rica. 






21 tonos de gris



1. La historia de siempre


Ver un partido de Tim Duncan es como haberlos visto todos. Presenciarás un fusilamiento de tiros a tabla, todos lanzados con la misma mecánica. Habrá ganchos, una excelente defensa al poste, una disección de los 2 contra 1 sin esfuerzo aparente y unos pases verdaderamente precisos. Estará, con el ceño fruncido y la misma cara de desaprobación, ese entrenador con la cara escarpada y pelo blanco. En todo momento, la expresión de Duncan variará desde una cara petrificada a una cara de indiferencia.

En una noche de primavera, en Oakland, cerca del final de la temporada regular, Duncan anotó unos impresionantes 13 puntos en 11 minutos contra los Warriors. Aún así, no hubo "ooohs", "aaahs", ni abucheos del público de los Warriors. Durante la presentación de los jugadores, Duncan recibió el tipo de aplauso que podrías escuchar después de que alguien recitase un poema. Podría ser un rival cualquiera.

Es un poco chocante, desde luego. Podría decirse que Duncan es el mejor jugador de su generación, y sin ninguna discusión, el que ha cosechado más éxitos. Y comparado con sus compañeros de generación, permanece prácticamente en el anonimato.

¿Cómo puede esto ser posible?





2. El Silencio

"Tengo que avisarte de que me duele la cabeza", dice Tim Duncan en el hall del hotel Denver Marriott. "Está el tema del tiempo", añade. "El avión del equipo se ha retrasado, hay hielo en la calzada y todos estamos cansados".

Añadir que Tim es un hombre muy aislado y hace un frío terrorífico aquí.

Duncan se me queda mirando con su cara inexpresiva. "Quizás podríamos pasar de la entrevista", dice su cara. Cualquiera que lo haya entrevistao sabe el procedimiento: Sólo habla tras los partidos o entrenamientos, con una dulzura espectacular, eso sí. Es un hombre que ha logrado tanto, pero que a su vez continúa huyendo de la misma cosa que muchos otros persiguen con desesperación: la fama. Año tras año, Duncan ha rechazado entrevistas y patrocinios, con los que hubiera podido ganar millones. No se ha peleado con sus compañeros, nunca utilizó a los medios de comunicación como canal para cambiar la gerencia de la franquicia. Nunca ha forzado la salida de un entrenador.

En este caso, me garantizaron la entrevista el Relaciones Públicas de los Spurs, Tom James y un asistente. James tuvo que esperar al momento correcto para traer a colación la idea de una entrevista. Fuera de casa, donde Tim tuviese un día libre que no pudiese emplear en su mujer, Amy, y sus dos hijos, algo que prefiere hacer en 100 de cada 100 ocasiones. Aún así, no estaba claro cuánto tiempo me daría, en caso de que me diese alguno. Tiene una reputación que mantener, al fin y al cabo.





3. Sin segundo acto


Esto es problemático, porque... ¿A quién no le gusta una narrativa sobre redención y reivindicación? ¿Duncan? Para resumir: Un hombre alto, joven y con talento, tiene éxito 4 años en la universidad, llega a la NBA, tiene éxito de inmediato, y sigue así 15 años. Estos son los números:

13: Temporadas consecutivas desde el inicio de su carrera en las que Duncan fue nombrado en el primer quinteto de la NBA y en el primer quinteto defensivo de la liga, seis más que cualquier otro en la historia.

70'2%: Porcentaje de victorias de los Spurs en la era Duncan, el mejor récord a lo largo de 15 años de cualquier equipo en la historia de la liga.

0: Número de equipos de las cuatro grandes ligas de EEUU con un mejor porcentaje de victorias en los últimos 15 años que los Spurs.





4. No juega. Razón: Viejo. (DNP - OLD)


Sucede cada partido, incluyendo los actuales playoffs, en los que los Spurs barrieron a los Jazz en primera ronda: Ciertos hombres interiores se lanzan contra la espalda de Duncan, la cual ha aguantado 36 años. Luchan por la posición. Y preguntan: "¿Cuántos años te quedan?".

Cada noche, Duncan responde lo mismo: "Al menos un partido más".

Lo peor cuando sucede cuando es defendido por un jugador joven. "Hey, crecí viéndote jugar", dicen, mientras Duncan intenta ignorar lo que esto implica. Entiende cómo funciona esto. "No ves tu mortalidad como jugador, no ves el final", afirma.

Hasta su entrenador se mete en este tema. Por ejemplo, durante la temporada, cuando Gregg Popovich mantuvo a Duncan fuera de un partido, dando como razón: Viejo.

No es sorprendente que los números de Duncan hayan descendido durante la temporada regular. Promedió 15.4 puntos y 9 rebotes por partido. En cambio, inspeccionando su producción por 36 minutos (los que suele jugar un titular), estas figuras pasan a ser de 19.7 puntos y 11.5 rebotes. Básicamente, sus promedios a lo largo de toda su carrera.

Míralo jugar esta semana, en la que los Spurs comienzan su segunda ronda contra los Clippers, y fíjate cómo se está moviendo, mejor de lo que lo ha hecho en bastante tiempo, parece más en forma, rejuvenecido. Debido a la ausencia de 2 contra 1 de los rivales y la juventud, relativa, de sus compañeros (la edad media de los Spurs es de 26.9 años, la menor de la era Duncan). Afirma que está en su mejor momento en años.





5. Su colega KG


Kevin Garnett Duncan historia competir enemigos cancha Bromeo. De hecho, Duncan odia a Kevin Garnett. Lo odia del mismo modo que los liberales odian a Sean Hannity. Esta información viene de fuentes muy fiables, que revelan el historial de Garnett intentando tocarle las narices a Duncan, hostigándolo, golpeándolo y susurrándole cosas verdaderamente extrañas durante los partidos. Se dice lo divertido que es esto en realidad, porque lo peor que puedes hacer como oponente es cabrear a Duncan. Como dice Malik Rose, "te deja hecho una mierda, te destruye". Por cierto, los números de Duncan contra equipos de Garnett: 19.4 puntos por partido, 11.6 rebotes y un récord de 44-17, incluyendo playoffs.

Él lleva el tema con diplomacia. Tras preguntarle si quizás todos estos años de batalla contra Garnett han ablandado sus sentimientos por él, lo que podría desembocar en una amistad del tipo Magic-Larry, Duncan se recuesta en el sillón de su habitación del hotel y sonríe. Hay una pausa. Una pausa más larga. Finalmente, dice, "defíneme amistad".






6. El aguafiestas


Duncan se agacha para entrar en el ascensor del Marriott. Hará la entrevista, en su habitación, nada menos. Momentos después, una familia de 3 miembros entra al ascensor: El marido, ejecutivo; su mujer, bien peinada y su hija adolescente. La puerta se cierra. Aquí viene lo que el marido no hace. No hace como que reconoce a Duncan, no hace comentario alguno sobre el partido de la noche previa, no le dice nada sobre los playoffs de esta temporada, no dice que Duncan ha hecho alguna cosa fantástica. La mujer no se frota los ojos, ni se retuerce para verlo. La hija no piensa "Oh, Dios, oh Dios, oh Dios!", y empieza a mandar mensajes a todo el mundo. No es LeBron, ni Kobe. Ni siquiera Melo.

La puerta se abre, la familia se va sin mirar atrás. Duncan parece aliviado.





7. Una historia de amor poco habitual


La historia de la carrera de Duncan comienza en una isla, el verano de 1997. Es el momento en el que Popovich aterrizó en St. Croix para conocer a su Nº1 del draft. El primer día, Duncan llevó a su nuevo entrenador a nadar. Allá fueron, un hombre alto y seguro, y el otro bajo y pálido como la como la leche, batiendo los brazos furiosamente. Duncan fue más allá de las rocas, llegando a aguas más profundas, dejando la costa de la isla atrás rápidamente. Popovich, comenzó a pensar en lo lejos que estaban, en lo que había debajo, en las olas empotrándose en las rocas. Sin embargo, él siguió su camino, decidido a no mostrar debilidad.
Popovich coach Spurs Duncan amistad
Durante los tres siguientes días - o dos, o quizás cuatro, ninguno lo recuerda- los dos hombres nadaron, se tumbaron en la playa, comieron juntos, hablaron sobre su vida, su familia y sus prioridades. Cualquier cosa menos baloncesto. A pesar de una diferencia de casi 30 años, ambos conectaron de un modo que pocos atletas y entrenadores han hecho. Hoy, Popovich se emociona hablando sobre ello. "Aprecio mucho aquellos momentos, fue como un respeto y entendimiento mutuo instantáneo. Casi como si fuésemos almas gemelas".

De ese momento en adelante, ambos se mantuvieron en la misma página. Más allá de un breve flirteo con Orlando Magic en 2003, cuando Duncan era agente libre -él y Pop estuvieron una madrugada en el patio trasero de la casa del segundo, hablando sobre ello y bebiéndose unas cervezas-, Duncan nunca titubeó en su compromiso con el equipo. Esto, a su vez, permitió a Popovich construir su sistema, que tantos réditos le ha dado, cuyos principios eran simples: El ataque se ejecuta a través de Duncan, la defensa se construye a través de Duncan, y si no te gusta, te vas. Se mantiene fiel en este momento. "Me gustan los jugadores secundarios que no son muy buenos, pero que tienen una habilidad," Pop dice con una sonrisa, aunque no bromea. "Sé quién va a tener la pelota en nuestro equipo, y necesito jugadores que lo comprendan."





8. Captain Jack


En 2001, cuando Stephen Jackson estaba en su segundo año con el equipo y Duncan en su cuarto, Jackson se cabreaba tanto cuando era sustituido que volvía al banquillo dando un rodeo gigante en su camino al banquillo, casi llegando a la línea de fondo, en un intento de mantenerse tan lejos de Popovich como fuese posible. Una vez sentados, Jackson daba rienda suelta a un torrente de blasfemias tan amplio que los aficionados de las filas cercanas se quedaban pálidos. En esos momentos, Duncan se acercaba a Popovich. "Lo tengo controlado."

Y lo curioso es que Duncan lo tenía controlado. Se llevaba a Jackson a un lado, le ponía un brazo sobre su espalda y comenzaba a bromear con él, o a hacer planes para ir a jugar al paintball juntos. Hacían una extraña pareja: Duncan, uno de los jugadores más cuadriculados de la liga, y Jackson, un cierrabares, destrozavestuarios, capaz de abrir (y terminar) todo tipo de botellas.

Esta temporada, después de una separación de 11 años, en los que Jackson se mudó de un equipo a otro un total de siete veces, estos dos hombres se han vuelto a reunir en busca de otro campeonato. ¿Qué tiene que decir Jackson sobre Duncan: "Me enorgullece poder decir que Tim Duncan es un buen amigo mío."

Resulta que hay muchos que se sienten de esa manera. A lo largo de 15 años con los Spurs, Tim Duncan ha tenido 116 compañero. Un abanico que va desde el más célebre (David Robinson) a los no tanto, como Cory Joseph, enfatizando en el segundo. El año pasado, Duncan intentó enumerarlo, pero no pudo. En todo momento, Duncan ha sido el centro de gravedad, alrededor del que todo lo demás se ha puesto en órbita.

Y lo más importante, ha permitido Popovich que lo entrenase. Durante 15 temporadas consecutivas, Pop se ha ido con su jugador franquicia tras un entrenamiento. Estamos hablando de discusiones en las que se hinchan las venas del cuello, vuela saliva, y caen obscenidades por todos los sitios. Y todo lo que Duncan ha hecho es asimilarlo. "No siempre le ha gustado", dice su ex-compañero de equipo, Sean Elliott, ahora comentarista televisivo de los partidos de los Spurs, “pero él lo asume. ¿Sabes lo importante que es para el resto del equipo ver esto?"

O, como dice un asistente de los Spurs, "¿cómo podría un hombre como Stephen Jackson quejarse cuando Pop estaba jodiendo a Duncan todos los días?"





9. La sensatez


Hoy en día estas discusiones acaloradas son menos frecuentes, pero Popovich se apoya en su estrella de otros modos. Cuando los Spurs piden un tiempo muerto, se ve cómo se apiñan los entrenadores a unos metros del banquillo. No es para discutir a fondo la estrategia. Es el modo que tiene Pop de dar a Duncan, Manu Ginóbili y Tony Parker tiempo con el equipo. "Vas a ver a Timmy por ahí, con un chico joven, hablando de cómo se debe hacer esto, o aquello, o lo que entiende por tal y tal", dice Popovich. "Vuelvo a los tiempos muertos a veces, y digo, '¿Estamos listos? y Timmy dice, 'Sí, estamos".

Popovich se detiene. "Él capitanea ese tipo de respeto porque no lo exige, si es que eso tiene sentido."


Trio Spurs compañeros jugando para ganar



10. A la caza de Ferry


Bien, esto va a determinar cómo te vas a sentir sobre Duncan: ¿Puede que una vez invitase a un grupo de compañeros de equipo para jugar al paintball, a pesar de que la mayoría de ellos nunca había jugado? Tal vez. ¿Puede que Duncan les diese a sus compañeros pistolas malas y él llevase una propia de alta potencia? Tal vez. ¿Puede que diese a algunos jugadores como Danny Ferry pistolas que, según el propio Ferry, "tenía el punto de mira desviado dos metros a la izquierda"? Hay alguna posibilidad. ¿Puede que Duncan se diese el gran placer de dar caza a sus compañeros de equipo, persiguiendo a un tipo pálido y calvo, con pantalones cortos, hasta que estuvo cerca de él, cuando Duncan descargó toda su artillería sobre él? Es posible.





11. Se ve insignificante


Una historia, por destacar, entre muchas otras: En el otoño de 2003, durante la pretemporada de los Spurs, la mayoría de los jugadores se alojaron en un hotel local a instancias del equipo. Ferry y Steve Kerr, sin embargo, decidieron viajar desde sus hogares. Ambos se acercaban al final de sus carreras y tenían hijos. Pensaron que el hotel estaba destinado a los jugadores más jóvenes, para mantenerlos a raya.

En el tercer día de pretemporada, Ferry y Kerr aparcaron en las instalaciones de entrenamiento al mismo tiempo que el autobús del equipo, que llegaba desde el hotel. Una sucesión de novatos salió del autobús. En la parte trasera estaba Duncan, tras seis años en la liga. Se quedó mirando a Kerr y Ferry. "Esperad un segundo, vosotros estáis viviendo en vuestras casas?", les preguntó Duncan incrédulo.

"Claro", dijo Kerr.

Duncan se quedó ojiplático. "Quieres decirme que se puede hacer eso?"

Ferry se le quedó mirando. "Tim, eres el MVP. Puedes hacer lo que te dé la gana".


AllStars Lebron James Duncan saludándose vestuarios



12. Mantiene los pies en el suelo


"Una de mis quejas más amargas que me pasaba cuando jugaba sucedía cuando los chicos que tenían éxito, cambiaban", afirma Elliott, quien jugó con Duncan durante cuatro años. "A veces sucedía en un intervalo de tiempo como de dos semanas. La razón es que la inmensa mayoría de chicos no saben quiénes son. Están tratando de ser alguien que no lo son, para agradar a un cierto tipo de gente."

¿Duncan? "Él siempre ha sabido quién fue y ha estado cómodo en su propio pellejo", dice Elliott. "En 15 años no ha cambiado."

Le pregunto a Duncan al respecto, y esto es lo que dice: "Suena en cierto modo arrogante, pero yo realmente no quiero cambiar. Me gusta ser quien soy, me gusta cómo hago las cosas. Trato de ser de esa manera."





13. New York


Un buen modo de hablar por hablar es preguntarse qué hubiera pasado si Duncan hubiese sido drafteado por Knicks. ¿La liga llevaría su nombre? ¿O le habría pesado ser el centro de atención?

"Lo habría hecho muy bien", dice Popovich.

"Se habría adaptado", dice Kerr. "Los periodistas le habrían perseguido un año y con el tiempo se habría dado por vencido."

Duncan dice que habría sido una tortura. Que probablemente no habría durado mucho tiempo allí.





14. El pulso de la isla


No hay un pasado Hoosier en el historial de Duncan, no ha crecido en los barrios bajos, ni en las calles de una ciudad, ni ese tipo de historias familiares a la narrativa sobre deportistas.

Duncan creció en St. Croix, criado por un padre pluriempleado y una madre cuyo lema era: "Bueno, mejor, el mejor / Nunca descanses / Hasta que tu bueno sea mejor y tu mejor sea el mejor". ( "Good, better, best/Never let it rest/Until your good is better and your better is your best." )

Vio a su madre, solitaria, de morir de cáncer cuando tenía 14 años, ha resistido al huracán Hugo en la casa que su padre ayudó a construir. Abandonó una prometedora carrera en la natación para jugar al baloncesto. A día de hoy, es un tipo aislado. En una ocasión trató de cambiar su residencia a las Islas Vírgenes, donde los impuestos sobre su salario podrían ayudar a su territorio de origen. "Funcionó durante casi dos años", dice Duncan, "pensé que era genial".

El Gobierno de los EEUU no opinó lo mismo.





15. Los mates


Ésta es una lista parcial de jugadores de la NBA, que han hecho mates con más frecuencia que Tim Duncan en esta temporada: Gordon Hayward, Landry Fields, John Wall, Byron Mullens, Trevor Booker. En total, 63 jugadores lo hicieron más a menudo. Incluso cuando lo hacía, era invariablemente con una sola mano, levantándose por encima del aro y depositándolo en el mismo con una expresión cercana al desprecio. De hecho, se podría hacer un debate creíble sobre si, con la excepción de Larry Bird, haya habido un jugador en la historia de la NBA que haya tenido este éxito con una menor capacidad de salto.


Espalda 21 Duncan



16. La sutileza


Por otro lado, las cosas en las que Duncan es bueno realmente, emocionan a muchos entrenadores asistentes de la NBA. El corolario de esto, por supuesto, es que la mayoría de los estadounidenses no son asistentes en la NBA. Los asistentes pueden decirte cómo va a pasar desde el poste a sus tiradores abiertos con los ojos cerrados, la forma en la que se enfrenta al aro unos centímetros más lejos de la canasta que la mayoría de hombres altos de la liga, la forma en la que tapona tiros sin saltar, la belleza de su tiro a tabla (un tiro sobre el que el resto del país ha hecho un acuerdo para usarlo solamente jugando al H-O-R-S-E) y un sinfín de otros detalles, pequeños pero importantes.

He aquí lo que dice el asistente de los Warriors Mike Malone, una de las mejores cabezas pensantes sobre la defensa de todo el mundo del baloncesto: "A Tim le encanta empezar en el poste a la izquierda, ir hacia el centro, girarse sobre su hombro izquierdo, para terminar con un gancho con la derecha. Así que, obviamente, si es posible, intentas darte la vuelta hacia la línea de fondo, a modo de contraataque. Pero luego, cuando se pone de cara, es muy bueno en ese tiro a tabla. Si te quedas con las manos en alto, va a hacer un movimiento para conseguir arañar una falta. Tienes que estar listo para responder, pero si das el brazo a torcer… ¡Es muy inteligente! Tienes que hacer tu temprano, negarle ir hacia dentro y todavía hacer que los exteriores hagan una ayuda, y tratar de empujarlo un poco más. No dejes que consiga poner los dos pies en la pintura para ejecutar su gancho. Hay que ser físico, tratar de enviarlo a la línea de fondo, retrasar su intento."

¿Y? "Y aún así no funciona", dice Malone. "Es como con Kobe. Puedes decir: 'Haz que Kobe vaya a la izquierda', pero haciendo eso, sigue anotando."




17. El mito


Hace dos semanas, antes del primer partido de la serie ante los Jazz, a Popovich se le preguntó quién comenzaría el partido como pívot, a lo que respondió, "Tim Duncan, al igual que lo ha hecho durante los últimos 15 años". Y así es como terminó uno de los debates más acalorados de los últimos años en la NBA. Después de dos décadas siendo denominado como ala-pívot, de aparecer en las votaciones del All-Star como ala-pívot, de generar debate acerca de si ya es el mejor cuatro de la historia, los Spurs lo han aclarado. Tim Duncan es un pívot. Como siempre ha sido.




18. La tendencia de los hombres altos


Es una verdad aceptada: La única razón por la que los chicos más altos entran el baloncesto es porque cuando son jóvenes, alguien los coge en una cancha y les dice: "Eres alto, por lo tanto, tienes que jugar al baloncesto". Entonces esa persona le deja una pelota en sus manos. Es la causa por la que ves tantos hombres altos indiferentes, incluso a nivel de la NBA, jugadores como Joe Barry Carroll, Eddy Curry o Stanley Roberts, incluso Andrew Bynum. Como resultado, los aficionados tienden a esperar un esfuerzo mediocre de los jugadores más altos.

Abrazo saludo David Robinson Duncan Sin embargo, pregunta a los que saben lo que incentiva a Duncan, y verás que todos dicen lo mismo: Le encanta el baloncesto. Se toma tantas molestias como los hombres pequeños. Una cosa es afirmar que se ama juego y otra, como afirma Ferry, "hacer los sacrificios necesarios para ganar." Señalan que Duncan perdió 7 kilos en el último par de años para proteger sus rodillas, en una edad en la que la mayoría de jugadores de 7 pies tiende a coger peso (de hecho, verlo en el vestuario sin su camisa, con un cuerpo que parece carecer de grasa, es un poco discordante con la teoría enunciada). Se habla acerca de cómo, a diferencia de David Robinson, que era adorable, inteligente y más abierto al negocio, no era capaz de recordar todas las jugadas. Duncan "se sabe todas las jugadas de adelante hacia atrás, desde la posición de base a la de pívot." Como dice Mike Budenholzer, uno de los asistentes más veteranos de Popovich, "Tim podría entrenar al equipo si fuera necesario."





19. Juegos mentales


Su actitud en la cancha es tan reservada que “The Onion” (algo parecido a El Mundo Today en EE.UU.), una vez publicó un artículo titulado “Tim Duncan exagera de cara al público arqueando la ceja izquierda LIGERAMENTE”. Resulta que esta impresión es intencional. Duncan ha dicho que usa el silencio para "destruir la mente de la gente." Como explica: "La mejor mentalidad que puedes utilizar ante alguien es, simplemente, continuar yendo hacia esa persona, una y otra vez, hasta que se rompa". No respondas, no muestres tus emociones. Simplemente sigue jugando. "Finalmente", dice con una sonrisa, "los vas a cabrear."





20. El anti-marketing de una estrella


No hay zapatos suyos. No hay una línea de pantalones cortos suya. No hay, en realidad, casi nada. Lon Babby, agente de toda la vida de Duncan y ahora G.M. de los Suns, dice que Duncan "rechazó casi todo" cuando se trata de oportunidades de negocio. "Simplemente no era importante para él", dice Babby. "Tuve que asegurarme de que estaba haciendo lo que él quería, no lo que yo quería."

El resultado es que puede llegar a ser muy solitario ser un acólito de Duncan. ¿Has visto alguna vez una camiseta de Duncan fuera de Texas? ¿Conoces a algún no–aficionado de los Spurs, que lo podría señalar como su jugador favorito?

Cuando esta última pregunta la planteo en Twitter, se produce una especie de búsqueda del tesoro virtual. Docenas y docenas tratan de ayudar. Responden que una vez habían conocido a un tipo que tenía un amigo al que realmente le gustaba Duncan, o que Duncan era su jugador favorito entre 1997 y 1999, o que Duncan es su tercer jugador favorito (“¿eso cuenta?”). Entonces, finalmente, encuentro el tesoro. Un fan de la NBA en Canadá, otro en Cleveland y otro en Nueva York. Les consulto vía e-mail por qué les encanta Tim. Surge un tema interesante: En Duncan, se ven a sí mismos. Hablan acerca de cómo es de la "vieja escuela", de cómo "es una persona introvertida como yo", y de cómo "lo que hace su trabajo, y después se va a su casa, sin más."

Lo que quiere decir que Duncan es algo así como tú o como yo. ¿Y eso en qué tipo de héroe lo convierte?



21. La última palabra


Los 20 minutos que habíamos pactado con Duncan se han convertido en 40, y todavía está hablando. Se siente cómodo en su habitación del hotel, después de haber aumentado la temperatura a la que estaba. ("Una cosa de la isla", dice.) Es reflexivo, posee un ingenio seco - Duncan es un habitual de las risas y bromas en el vestuario-. Es una parte que sus compañeros de equipo conocen.

La pregunta que sentía que debía plantear es: ¿Por qué no dejas que el público vea este lado de ti? "Con los medios de comunicación, sigo yendo al grano, apuntando lo básico", dice. "Estás aquí para hablar de baloncesto. Te daré lo que quieres, y luego nos vamos para casa. Realmente no me importa que nadie me conozca, o que entre en mi vida, o cualquier otra cosa por el estilo."

Esto es comprensible, incluso admirable. Después de todo, ¿a cuántos de nosotros nos gustaría que unos extraños conociesen detalles íntimos de nuestras vidas? Cuando Duncan se haya ido, ¿de repente nos daremos cuenta de lo mucho que lo echamos de menos? ¿Vamos a darnos cuenta de lo singular que ha sido su carrera? ¿Empezaremos a apreciarlo, no sólo por todo lo que era, sino también por todo lo que no lo era?

Insisto, tal vez no sea demasiado tarde para empezar. Le pregunto al respecto. ¿No le preocupa cómo es visto, cómo será recordado?

Duncan piensa por un segundo, tira de la manga de su sudadera de los Spurs. "¿Por qué?", dice. "No tengo control sobre eso. Todo lo que puedo hacer es jugar y tratar de jugar bien. Ganar debería ser la única cosa que importase. No puedo manipular cómo la gente me ve."

Pero eso no es cierto en absoluto, le replico.

Lo considera, y a continuación frunce el ceño. "Quiero decir, supongo que podría. Podría ser más accesible y ser el favorito de todo el mundo. Pude abrir mi vida y conseguir más patrocinios, estar ahí y ser un favorito de los aficionados. Pero ¿por qué me ayudaría eso?"

Hace una pausa por un momento. "¿Por qué debería?"


Mejor PF de la historia NBA Duncan

Entradas al azar