16 junio 2015

El verdadero valor de un jugador no lo establece la victoria, sino la memoria



He aquí una nueva entrega, la última sobre el Genio de Sibenik.

I - Drazen. Siempre en el recuerdo.

II - Drazen. Capacidad de sacrificio y superación.

III - ¡YUGOSLAVIA! ¡YUGOSLAVIA!


Calle de Sibenik, donde vivía su familia


Unas valoraciones personales que quiero "soltar al papel":


NO DEBE SER UNA MODA. RESPETO


Por suerte tengo una camiseta de manga corta de Drazen (de vestir), Portland Blazers 44, Adidas, comprada en una tienda perdida por EEUU la cual encargué hace años junto a otra que tengo de Durant 35 Sonics (último año de la franquicia, él en su año rookie. Not bad).

Decir que tal camiseta hay que llevarla con respeto, aprecio, como yo hago sabiendo quien fue Drazen. Y aún así son pocas veces las que la he llevado. Una fue una noche en unos Pilares, os voy a comentar xD: En mitad de la noche unos desconocidos que la vieron se me acercaron y con el puño cerrado se golpearon fuertemente el pecho. Entendí tal gesto, gente experta pensé de inmediato. 
Sellos croatas

A lo que voy que me enrollo y hasta pienso mientras sigo escribiendo que se me está yendo la olla:
Que no es una cualquiera, una más. A menudo la gente lleva camisetas NBA (o de todo: de grupos de música porque dicen que les queda bien y no habrán escuchado sus canciones en su vida. ¿Qué será lo próximo? Aiba ese símbolo qué chulo es y por la calle irán con un símbolo político obviando su significado. No se extrañen, bien me entienden. Modas) sin ver un partido y probablemente sin saber quién es realmente el nombre que llevan detrás plasmado. 

Hoy en día como obviamente se intenta vender de todo han añadido sus camisetas, copias, y se puede llegar a adquirir como las demás sin la mínima dificultad y por tanto no serán pocos los que se hayan hecho con alguna.
Drazen en el banco de Nets junto a Curry.
¡Y su hijo Stephen, actual MVP NBA!

La gente hará lo que quiera, faltaría, pero pidamos un respeto que esta camiseta y su nombre no es una moda

Valoren, comprendan y en consecuencia actúen. Gracias.






RECUERDOS QUE GOLPEAN


Cambiando de tercio (no hablo de cerveza eh, pongan una aquí anda) envidio a aquellos que tan bien lo vivieron

Comentando sobre Petro recuerdo a un culé bien mayor que compartiendo aquella pasión conmigo me comentó que personalmente lo odiaba, que le chillaba e insultaba sin parar en el Palau cuando Drazen jugó en la ACB y/o en algún encuentro anterior con la Cibona en competición europea. Le detestaba, como la mayoría de la grada cuando un Drazen irrespetuoso (nada que ver con su forma de ser fuera de las canchas, tímido y calmado, con un único pensamiento en su cabeza: entrenar, mejorar. Todo era baloncesto) pasaba por encima de todos encestando una y otra vez. Y me decía que actualmente le echaba de menos más que nadie, que le estimaba y valoraba aquello que pudo contemplar.


Vitrina dedicada a Petro.
Museo Santiago Bernabeu.

Hay recuerdos que golpean como una repentina sacudida emocional, sin aviso previo. Te pillan indefenso, desprevenido. Eso mismo leí de otros y bien les entiendo o creo entender, vaya que sí. 

Yo mismo hace años (ingenuo de mi, muy ignorante antes) fui devorando todo lo que encontraba sobre Drazen, empapándome más y más, leyendo todo texto, contemplando ensimismado vídeos y más partidos que por suerte ya no eran de tan difícil acceso gracias a internet y la buena fe de algunos por compartir aquellas grabaciones de VHS (¡gracias!). 

De aquel modo estaba, …si es que hasta llegué a emocionarme.


Estadísticas final Recopa.
Petrovic 62 puntos (¡12 de 14 en t2!)


De poder elegir un gran partido, de pagar una entrada raramente lo haría tan a gusto que por ver en directo a Drazen. Ojalá con aquella Yugoslavia o en Zagreb donde ardía la grada. Creo que esa sería mi preferencia antes que: ver un gran partido de NBA, o de los míticos Celtics de Bird ante los Lakers de Magic, o de su Majestad Michael Jordan, o de… uhm, algún otro importante. Vuelvo al texto anterior ¡envidia sana de quienes lo vivieron!






Añado:

El archivo de elPaís con la noticia de la muerte de Petrovic, 1993.





SI ME VES DESDE EL CIELO, HAZME UNA SEÑAL


Goran Ivanisevic en el momento que consigue ganar Wimbledon 2001.

"Le dedicó esta victoria a Drazen Petrovic. Era el mejor jugador de la NBA y murió en un accidente de coche en 1993. Drazen: si me ves desde ahí arriba, hazme una pequeña señal, puedes descansar en paz", dijo.






Las reacciones a su impactante muerte cabe decir que no se hicieron esperar. Las muestras unánimes de dolor dieron paso al reconocimiento a un deportista ejemplar por su insaciable afán de superación. Un fastuoso mausoleo y un museo en Zagreb abierto en 2006 recuerdan a quien fue un héroe para Croacia y uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos. Quienes lo vieron jugar, nunca lo olvidarán.



Estatua en Sibenik
Estatua en Zagreb


Finalmente he aquí mi pequeño aunque noble tributo al genio de Sibenik.

Es un placer compartir esta pasión e intentar transmitirlo. Ese es el principal fin. Y si encima por ello llega a alguien (por suerte es así, me comentan muchos) que comparten todo ésto, incluso si lo leen y sienten quienes no conocieron tanto lo que aquí se cuenta ni qué decir tiene que habrá merecido más la pena. Gracias.







DRAZEN, SIEMPRE EN EL RECUERDO.





12 junio 2015

¡YUGOSLAVIA! ¡YUGOSLAVIA!



He aquí una nueva entrega sobre el Genio de Sibenik.
I - Drazen. Siempre en el recuerdo.
II - Drazen. Capacidad de sacrificio y superación.
IV - El verdadero valor de un jugador no lo establece la victoria.




Hubo una época en el que el BALONCESTO giraba alrededor de Yugoslavia.

Por entonces y seamos justos, estaba la todopoderosa Unión Soviética y cómo no, los Estados Unidos. Pero si había una Selección que terminó por deslumbrar era aquella.



Drazen Petrovic lideró aquella Selección compuesta por un grupo irrepetible de jugadores, los Toni Kukoc, Dino Radja, Vlade Divac, Zarko Paspalj, Cutura, más tarde Zoran Savic, Sasha Djorjevic, Danilovic… escribiendo una página dorada en la historia.


Aquella Selección deslumbraba en el Viejo Continente
Medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984, siendo más maduros plata en Seúl´88 ante la URSS de Arvidas Sabonis, y campeones de Europa en el 1989 y del Mundo en el 90. Hasta ahí.





GUERRA DE LOS BALCANES

Fue la Guerra de los Balcanes quien acabó con aquel grupo campeón, aquel grupo de estrellas pero sobre todo de buenos amigos. Todo terminó y para algunos, les separó más que una nacionalidad.


Les voy a acercar un reportaje de la ESPN, "Once Brothers".
Lo narra Vlade Divac en primera persona (serbio) describiendo como Drazen (croata) y él, pasaron de hermanos a enemigos.



Deben verlo. MUST. Obligación.
No lo hagan solo por aquella Yugoslavia, ni por conocer a Drazen, ni por aquel baloncesto único y maravilloso, ni siquiera por aquella trágica Guerra. Véanlo por la vida, por ese sentimiento, aquella amistad. Llega adentro.

"Para crear una amistad hacen falta años. Pero se puede destruir en cuestión de segundos. Y creo que nuestro caso es un ejemplo. Esta incongruencia fue muy dolorosa, Drazen por fín saboreaba el éxito con el que había soñado, y yo llegaba hasta la final con los Lakers donde nos enfrentábamos a los Chicago Bulls de Michael Jordan. Quería llamar a Drazen y hablar con él de todo ésto, pero no pude".





Por cierto, en 1992 bien recuerdan los JJOO de Barcelona 92 con el Dream Team de EEUU ¿verdad? Magic Johnson, Michael Jordan, Larry Bird, Barkley, Malone, Stockton, Drexler, Mullin, Pippen, Ewing, D.Robinson, Laettner… sí, las leyendas y algunos de ellos los más grandes de la historia del baloncesto.


¿Pero se imaginan si en esa final en vez de enfrentarse a Croacia se hubieran enfrentado a aquella YUGOSLAVIA?





11 junio 2015

Drazen - Capacidad de sacrificio y superación.




Drazen Petrovic 


Pronto reveló su enorme talento, su espíritu competitivo y su insaciable carácter ganador. Fue aquella capacidad de sacrificio que atesoró la que le llevó a ser quien fue.


Era un obsesivo por el baloncesto que vivía por y para este deporte. Siempre quería moldear aquellos cambios de dirección con dribling por debajo de las piernas y por detrás de la espalda que tanto hizo famosos, como las fintas de tiro, los reversos y sus tiros tras bote.

Era su vida y entrenar le hacía feliz, tanto que nunca parecía quedar suficientemente satisfecho. En su día ya comentó el técnico Neven Spahija (crecieron juntos en las calles de Sibenik) que con 12 años le dieron las llaves del pabellón debido a su insistencia por entrenar. Cada día iba a tirar desde las seis de la mañana hasta la hora de entrar en la escuela.

Desde años después continuó levantándose bien temprano y tiraba 500 tiros antes de ir al colegio. En 1982, tras perder la Cibona Zagreb la Copa Korac ante el Limoges francés, fue tal su frustración que a partir de entonces decidió entrenarse entre seis y ocho horas diarias.



Era muy radical contra el tabaco, y tampoco bebía alcohol. 
Un día se enfadó con su representante porque le firmó un contrato con Winston. Estuvo varios días sin hablarle, hasta que vió lo que le pagaban. Sobre el alcohol decía: "Es malo para los músculos".




En la temporada 88/89 jugando con el Madrid. Nunca se iba a casa sin haber encestado antes 100 triples. Un día jugando en Valladolid falló dos tiros claves y su equipo pierde el partido de Liga.
¿Qué hizo Drazen? Verídico: Al llegar a Madrid pidió las llaves del pabellón y el tío se fue a tirar y entrenar hasta las 3 de la mañana.


Su profesionalidad era ejemplar, tanto que nunca se iba a casa sin haber encestado antes 100 triples en los entrenamientos. Dicen, eso sí, que le bastaba con tirar 115 ó 120 veces.


Durante la semifinal de la Recopa el Real Madrid de Drazen visitó a la Cibona. A su ex equipo, sus ex compañeros con su hermano Aleksandar.

El Madrid ganaban por un punto y Drazen iba a lanzar dos tiros libres cuando su hermano, sabedor de que les eliminarían en Madrid, le dijo que fallase para que al menos cobrasen la prima. Drazen le miró y anotó los dos tiros.
En el parqué no reconocía ni a su padre.




Veo la necesidad de citar este texto, su autor Vladimir Stankovic (Jefe prensa de la Euroliga):

"¿Qué tipo de jugador era Drazen Petrovic? Un individualista, fantástico en el 1-contra-1, con un tiro perfecto, veloz y con una gran fuerza, especialmente en los últimos años en la NBA. 


Jugaba principalmente de base y lo hacía muy bien, aunque prefería la posición de escolta tirador. 

Era un clásico ‘killer’, capaz de destruir por sí solo al adversario. Pero, ¿era también prepotente, egocéntrico y egoísta? Quizá en algunos momentos, pero sólo cuando el partido y el ambiente le hacían volar

Pero si miramos el número de asistencias, sobre todo con la selección yugoslava y croata, hallamos otro Drazen, aquel que llevaba a la práctica el famoso dicho de Toni Kukoc–”una canasta hace feliz a un jugador y una asistencia a dos”-.

Drazen Petrovic con su juego hacía feliz a todas las personas que amamos el baloncesto. Su modo de entender la vida era aparentemente (sólo aparentemente), simple: “hoy quiero mejorar más que ayer y mañana más que hoy”. Y lo hizo, hasta aquel trágico 7 de junio de 1993".



Legado inigualable. Capacidad de sacrificio, superación





09 junio 2015

DRAZEN, SIEMPRE EN EL RECUERDO



Espero que este humilde tributo que un noble servidor va a realizar al genio de Sibenik guste a los amantes del buen baloncesto.
Y qué decir, que si además llega y encima consigue calar a alguno/a que no lo sea y entre aquí, me llenará como pocas veces antes.


Anteayer día 7 de junio se cumplía el aniversario de su muerte (1993). 

A partir de hoy voy a publicar una serie de “entregas”.



EL GENIO DE SIBENIK



Apodado de este modo, también como el Mozart del baloncesto. Era el hijo favorito de todo YugoslaviaPor su especial carácter en la pista que le conllevó a ser amado u odiado por todo simpatizante o rival, por lo que significaba en la cancha y lograba siendo el mejor, por su prematura y trágica muerte, se le convirtió en un mito.


Nació en Sibenik, donde comenzó a competir con 15 años tras ser fichado por el Sibenka, equipo donde jugaba su hermano Alexander. En 1984 Drazen eligió jugar para la Cibona de Zagreb tras haberse formado en su ciudad natal y realizado el servicio militar. En la Cibona volvía a compartir vestuario con su hermano: más mayor, un buen jugador aunque nada que ver con el Petrovic que se cernía. Su nombre pronto comenzó a sonar con fuerza desde la Antigua Yugoslavia tras anotar 112 puntos (con 40/60 en tiros) ante el Olimpia Ljubljana.



Debutó precisamente ante su ex equipo anotando aquella tarde 56 puntos. “No ha sido duro, los recuerdos son recuerdos y el amor es amor, pero en la pista no conozco a nadie. Volveré a anotar 56 puntos contra ellos si tengo la oportunidad" fueron sus declaraciones.

Ya en su primer año fue campeón de Liga Yugoslava, campeón de Copa. Y condujo al mayor éxito que nunca había logrado la Cibona, ser campeón de Europa.

Anotó nada menos que 36 puntos en la final contra el Real Madrid, míticos duelos ante los Corbalán, Iturriaga, Romay, Fernando Martín… que una y otra vez sucumbían ante aquel huracán con el 10 a la espalda.


Era el rey de Europa, y entonces firmó por el Real Madrid un contrato de cuatro años, 1M$ a razón de ellos ¡en aquellos años lo que era!, un Porsche nuevo y billetes de avión ilimitados para poder visitar a su familia a Croacia. Del equipo que lo sufrió y odió, a sus aficionados que pasaron a amarle. Ganó la Copa del Rey y la Recopa de Europa ante el Caserta italiano de Oscar Schmidt y Gentile,  metiendo él solito 62 puntos en la final. Un solo año estuvo al desear irse a la NBA, donde años antes había sido seleccionado en el draft por Portland TrailBlazers.




Hay que mencionar y es claro, que aquellos años los jugadores no americanos no iban a la NBA como lo hacen ahora (que parece que va “casi cualquiera” comparado por entonces), ni eran vistos ni valorados, y Drazen emprendió aquel camino (con su éxito final junto al de Vlade Divac, posteriormente Sabonis, puede decirse que fueron los que abrieron aquel camino) justo al equipo que se proclamaba subcampeón de la NBA.

En el puesto de escolta (SG) estaba Clyde Drexler, contaban también con Terry Porter y Danny Ainge en aquel puesto con los cuales la estrella europea debería lidiar. Y sobre todo con un entrenador, Rick Adelman, que por entonces no confiaba en él o bien decidió relegarle a un papel muy secundario dándole poco más de 10 minutos por partido. Petrovic venía de reinar en Europa, claramente no estaba acostumbrado. Sufrió pero no se detuvo, nada iba a hacerlo. A base de entrenamiento y esfuerzo, unido a su talento, iba a luchar por poder demostrar el nivel de jugador que era.


A los dos años fue traspasado a New Jersey Nets y ahí consiguió aquello que él siempre había querido demostrar en la NBA: que allá también podía triunfar y ser un referente.

Jugó dos campañas en esta franquicia, un proyecto joven y con mucho desarrollo futuro que en su segundo año ya era de play-offs. Petro era un jugador más maduro, en las formas y en el juego, estando más formado físicamente ya empezaba a ser muy admirado en EEUU. Promedió la notable cifra de 20,6 puntos pero en su siguiente temporada sobresalió:


Finalizó la temporada 1992-93 con una media de 22,3 puntos por partido en 70 disputados, con un 52% en tiros de campo ¡¿Saben lo que es ese porcentaje en tiros para un jugador exterior de la NBA, un SG, un escolta?! Qué barbaridad. Con un 45% en triples, consiguiendo ser valorado como el tercer mejor escolta de toda la NBA, después de un tal Michael Jordan y precisamente Clyde Drexler antes mencionado al ser compañero suyo de Portland.



7 de junio de 1993


Ese verano regresó a Europa donde estaba concentrada la selección croata. Después de disputarse el partido Eslovenia-Crocia la expedición tenía un largo viaje por delante: Wroclaw-Varsovia-Frankfurt-Zagreb. Drazen tomó los dos primeros vuelos con el equipo y había quedado con su novia en el aeropuerto de Frankfurt, con la que decidió viajar. A mitad de trayecto Drazen dormía y ella conducía. Llovía y la visibilidad era reducida. A la altura de la localidad de Denkendorf, una población alemana cercana a Munich sufrieron un lamentable accidente al chocar el coche ante un camión... el deselance todos lo saben.

Aquello conmocionó a su país, a toda ex-Yugoslavia, a toda aquella generación, a esos seguidores de aquel tan rico baloncesto. Inesperado y cruel, en la flor de la vida, cuando además mejor le iban las cosas ya que por fin empezaba a demostrar también en la NBA lo que podía lograr… si es que es triste.


Acudieron más de 100.000 personas a su entierro.

Su tumba hoy en día (Cementerio de Mirogov, Zagreb)

Los Nets retiraron su dorsal número 3. La Cibona puso su nombre a su pabellón (Pabellón Drazen Petrovic) y le dedicó una escultura y un Museo Memorial en su honor. Desde septiembre de 2002 Petro ocupa un lugar destacado en el Hall of Fame de la NBA.






04 junio 2015

Final NBA 2015 (All is over): GSW vs CAVS



Vayan preparando sus nachos con guacamole, las hamburguesas gigantes bien regadas por litros de coke o Pepsi, los sándwich de “langosta” con salsas, los míticos Taco Bell que tanto salen publicitados en la televisión norteamericana, o cualquier otra guarrada que se les ocurra para el disfrute y la supervivencia.
Esta próxima madrugada da comienzo a la esperada final de la NBA.


Una vez analizado el comienzo de los PO, tanto como Cleveland Cavaliers como Golden State Warriors continuaron su camino consiguiendo batir a: Chicago Bulls y Atlanta Hawks, Memphis Grizzlies y Houston Rockets. Y de este modo llegaron a esta gran final.


A diferencia de otros puntos de vista que he leído yo no creo que se pueda decir abiertamente que sea la final que todo el mundo esperaba, ni que llegue un equipo inexperto ante uno que no lo es.



Final NBA inédita


Se enfrentan dos franquicias inhabituales en estas grandes citas: una franquicia que en los últimos años han encandilado por su juego vistoso, Golden State Warriors, pero que siempre le faltó dar un paso más. ¡Es su momento!




Y los Cavs que tras la decisión de regresar de Lebron James y la gran suerte en los últimos sorteos de lottery del draft, decidieron formar este gran proyecto a corto plazo con el único objetivo de campeonar.




bahia oakland oeste nbaGSW llega al epílogo de la NBA después de haber tenido el mejor balance de toda la Regular Season, contando en sus filas con el MVP actual de la NBA Stephen Curry, con un equipo más hecho que Cleveland al estar más compensado, compacto, y tras haber demostrado en estas series finales que pese al nivel del W apenas se han visto claramente amenazados. Un balance global de 12-3 en estos PO.

Dispondrán de factor cancha, fundamental para ellos. Siendo el equipo que lidera la estadística de puntos anotados por partido (110), asistencias por partido (27,4), porcentaje de tiros de campo (47,8%) y porcentaje de lanzamientos desde el triple (39,8%). Llegan con todo, recuperado Klay Thompson tras el susto producido en el último encuentro ante Rockers ¡es un show verles jugar!



Cleveland Cavaliers ha arrollado con su 12-2 de balance en PO, aunque hay que decir que los rivales no han sido de la envergadura del Oeste. Sus jugadores están más formados, mayor experiencia para estas citas pero sin llegar a los ritmos de juego conjunto que sí desempeñan los de la Bahía. No estará Kevin Love y de Kyrie Irving, al fin recuperado, seguro van a depender sus opciones. Bien le vendrá al Rey Lebron James esta ayuda, que su equipo apriete en defensa y los ritmos de partido bajen llevándolos a sus intereses.

cavaliers lebron james irving rueda de prensa


Calendario Finales NBA 2015 


Prepárense para el directo que estímulos los hay de sobra, o si no siempre queda la buena opción del diferido (eviten enterarse del resultado, y con League Pass o consúltenme podrán disfrutarlos fácilmente sin anuncios).


GAME 1: Viernes 5, 3am (Oakland)
GAME 2: Lunes 8, 2am (Oakland)
GAME 3: Miércoles 10, 3am (Cleveland)
GAME 4: Viernes 12, 3am (Cleveland)
*GAME 5: Lunes 15, 2am (Oakland)
*GAME 6: Miércoles 17, 3am (Cleveland)
*GAME 7: Sábado 20, 3am (Oakland)

(*) En caso de ser necesario disputarlos.
Siendo final a 7 partidos, el que gane cuatro se proclamará campeón.






Entradas al azar